jueves, 17 de marzo de 2016

DOLORES

Redondillas y tercerillas


Tiene mi prima Dolores
un postigo en la ventana
por el que cada mañana
riega dos tiestos con flores.

Un geranio gitanilla
y claveles reventones,
que brotaron de plantones
llegados desde Sevilla.

Se los trajo Mariquilla,
la niña de los patrones
de la finca en la Jesilla,

!hay que ver cómo las mima¡
!con qué cariño las cuida¡
todas están seducidas
por las flores de mi prima.

Y cuando pasan delante
camino de la plazuela,
no hay ninguna que no huela
ese olor tan fascinante.

Y ella está... ¿como te digo?
que no cabe en sí de gozo,
sólo le falta un buen mozo
por la noche en el postigo.

Porque a mi prima Dolores
se le está pasando el tiempo
!riega qué riega las flores¡


C. Abril C.

De, Terrones pardos.

(c)copyright

lunes, 7 de marzo de 2016

EL ZAGUÁN

Tercerillas y cuartetas


En el zaguán de su casa
había un quinqué de aceite
recolgando por el asa.

Y cuando estaba encendido
refulgían las baldosas
aquél rojizo subido
haciéndolas más hermosas.

Que aunque no eran adoquines
eran útiles y duras,
y aguantaban los trajines
de zapatos y herraduras.

Si se veían lustrosas,
es porque todos los días
fregaba bien las baldosas.

Que sus rodillas Consuelo
las tenía hechitas trizas, 
de tanto fregar el suelo
a mano con aljofifa.

Y aunque rodillera usaba
hecha con trozos de guata,
cuando ella se levantaba
parecía una alcayata.

En el zaguán de consuelo
se reflejaban de noche
las estrellitas del cielo.


C. Abril C.


De, Terrones pardos.


(c)copyright

domingo, 28 de febrero de 2016

PESPUÉS DE TI

Prosa poética

Después de ti,
una gran barahúnda
y un montón de  imprecaciones contra el amor.
Un resabio a besos vomitados
y en la sien una punzada de traición.
Después de ti,
el paso de las lunas
fueron trayéndole: noches en vela,
deambular por tus bordes imaginarios,
ojos sanguinolentos,
y los amaneceres más tristes de su vida.
No sabes tú bien lo que él daría 
                    por volver                       
a antes de ti.
                              
C. Abril C.

De, Luna rota.

©copyright

viernes, 5 de febrero de 2016

IN MEMÓRIAN DE RUBÉN DARÍO



Pareados alejandrinos

AQUÉL DÍA

Aquél día sereno, muy serenamente
contemplé cómo te movías entre la gente.

La cadencia de tus caderas al caminar,
silenciaba el sonido de tus pies al pisar.
Tu cabello aceitunado danzaba en la espalda
eclipsando por detrás tu camisa esmeralda.

Y nunca podrá desaparecer de mi mente,
aquél día sereno que te vi de repente.

C. Abril C.

De, Bajo este cielo.

(c)copyright

viernes, 22 de enero de 2016

FISGÓN

Sonetillo

Cuando la tarde agoniza,
la torda busca en la rama
sitio para hacer su cama
como amante primeriza.

Mientras ella se organiza
y en hacerla bien se afana,
el mochuelo se encarama
a la copa quebradiza.

Que con su mirar vidrioso
se pega toda la noche
fisgoneando en su lecho.

Y el estornino celoso,
libera todo el reproche
que le presiona su pecho.

C. Abril C.

De, Zurrapas.

(c)copyright

miércoles, 20 de enero de 2016

NO LE QUITES EL DERECHO

Décima

Por querer como te quiere
sufre de noche y de día 
sintiendo que su alegría
poco a poco se le muere,
y antes de que considere
sobre esa continua afrenta,
que le creas desatenta
en tu casa y en tu lecho,
no le quites el derecho
de que te adore y te mienta.

C. Abril C.

De, Bajo este cielo.

(c)copyright

domingo, 22 de noviembre de 2015

TRILEROS

Farfulla*

Cuanto títere ahíto de jactancia
y cuanta chulería
rebosa cada día
provocando infinita repugnancia.
Cuanto: filibustero,
sátrapa y usurero.
Cuan profusa llega a ser la mangancia
de estos duchos trileros
que esquilman los dineros
tocados de descaro y arrogancia.

C. Abril C.

De, Bajo este cielo.

(c)copyright


*La farfulla es el nombre con el que Marcos Andrés Miguell (Maramín) ha bautizado la estrofa de diez versos, compuesta por cuatro endecasílabos que aconsonantan entre sí, pero intercalados cada uno de ellos por un pareado heptasílabo que rima también en consonante -11A-7B-7B-11A-7C-7C-11A-7D-7D-11A-

martes, 25 de agosto de 2015

YO TE DIGO

Coplas de pie quebrado


Que de amor nunca se muere
y de desamor tampoco
yo te digo,
que cuando ya no se quiere
se deja poquito a poco
en olvido.

Porque incluso los rosales
cuando le cortan sus rosas
no fenecen,
viven como los zarzales,
con sus garras poderosas
envejecen.


C. Abril C.


De, Bajo este cielo


(c) copyright

miércoles, 15 de julio de 2015

AL ALBA LO FUSILARON

Cuartetas


En la tasca de la villa
al finalizar la tarde,
José sentado en su silla
diserta con gran alarde.

¿Te acuerdas aquélla noche
cuando fulano dormía?
en su puerta paró un coche,
¡qué mala baba traía!

Se bajaron tres mocitos
portando tres mosquetones,
con miradas de angelito
y apariencias de matones.

Su nombre lo bocearon
aporreando el postigo,
y al salir le conminaron
¡ven con nosotros amigo!

¡Encima con retintín!
amigo él, que ningún día,
fue a juntas de botiquín
ni de la peluquería.

Que ni siquiera el casino
en Reliquias lo pisaba,
los cuatro chatos de vino
en su casa los tomaba.

Su amigo era el canijo,
regalgo para más señas,
y que en Jimeno o Clavijo
se perdía entre las breñas.

Tenía tal desparpajo
incluso ya siendo viejo,
que siempre traía al tajo
alguna liebre o conejo.

Volvió la vista al zaguán
y vio a la Juana abrazando
a sus niños: Pedro y Juán
que estaban todos llorando.

Desanduvo cuatro pasos
con la mirada perdida,
y encarceló con sus brazos
aquéllo que era su vida.

Ni una palabra salió
de aquélla boca sensata,
que jamás se prodigó
en amenaza o bravata.

Al alba lo fusilaron
finiquitando esa historia,
y ni si quiera doblaron
las campanas en su gloria.


C. Abril C.


De, Bajo este cielo


(c)copyright




lunes, 25 de mayo de 2015

PERJUROS

Santanderina*


En cuanto acaban de contar los votos
corren todos a decir que han ganado,
y pasan a tu lado
saltando y respingando como chotos
el día que los sueltan en el prado.

Porque saben que lo que han prometido,
ahora tienen dos bienios seguros
para hacer sin apuros
que queden en olvido
de esa caterva de hombres inmaduros.

Y esto siempre así ha sido,
porque aún no han habido
encausados por ser unos perjuros.


C. Abril C.


De, Bajo este cielo


(c)copyright




*Composición presentada por la poetisa Esther Luscinda de Melcón. 
Consta de tres estrofas distribuidas de la siguiente manera:
Primera estrofa: 11A-11B-7b-11A-11B
Segunda estrofa: 11C-11D-7d-7c-11D
Tercera estrofa: 7c-7c-11D

lunes, 4 de mayo de 2015

NO QUISO

Coplillas


No quiso.
No quiso que lo supieras.

Vio a tu semblante tan yermo,
huérfano de primavera,
que consideró callarse
para que tú no sufrieras.

No quiso.
No quiso que lo supieras.

La perfidia se mecía
en su columpio de oro,
y en el zaguán se te ajaba
el candor de tus gladiolos.

No quiso.
No quiso que lo supieras.

Tus ojos ya estaban ciegos
y el hastío se encargaba,
de que ese amor que sufrías
apenas lo recordaras.

No quiso.
No quiso que lo supieras.

Y cuanto más te veía,
más añoraba en tu alma la alegría.


C, Abril C.


De, Inquietud permanente


(c)copyright


martes, 28 de abril de 2015

PAZGUATO

Estrofas alcaicas


No esperes oír susurro tras su reja,
ni a sus labios pidiéndote arrebato,
no seas tan pazguato
de noche en su calleja.

No pienses que es así por el recato,
contigo anda enredando la madeja,
y su cara refleja
comer del primer plato.


C. Abril C.


De, Luna rota


(c)copyright

lunes, 27 de abril de 2015

LO QUE UN SUSPIRO

Redondillas


Siempre te llega la duda
asomada en tu postigo,
tu boca se queda muda
agrandando su castigo.

Tendrá que borrar la senda
que ha trazado hasta tu casa,
pues ya le causa pudenda
esa atracción tan escasa.

Y como todo en la vida,
el querer dura un suspiro,
y antes de acabar se olvida
-conste que yo no deliro.


C. Abril C.


De, Luna rota


(c)copyright

lunes, 20 de abril de 2015

AMORES PRIMERIZOS


Soneto

Fue testigo indiferente el castillo
la noche que mis labios te besaron,
los chorros de la luna nos bañaron
y el viento nos secó con su visillo.

Como quien ve jugar a los chiquillos
los grajos desvelados contemplaron,
que mis manos y tu cuerpo temblaron
en medio de la noche como grillos.

Las estrellas titilando alumbraron
el tálamo improvisado que usamos
hecho con hojas, malvas y cenizos.

Cuando el dolor y el fuego se asomaron
en aquel escenario, demostramos,
la impericia de amores primerizos.


C. Abril C.


De, Migajas de mi esencia


(c)copyright

sábado, 18 de abril de 2015

REVERDECER

Cuartetas


Se vio el fulgor en tus ojos,
plagados de desengaños,
que descorrieron cerrojos,
aldabas y travesaños.

Se abrió la puerta de acero
que a tu corazón ampara,
y se oyó decir  -te quiero-
sin que tu voz se turbara.

Y unos labios deslustrados,
causa de las frustraciones,
de pronto lucen pintados
solicitando pasiones.


C. Abril C.


De, Luna rota


(c)copyright

lunes, 13 de abril de 2015

LOS ZACHAORES

Redondillas y tercerillas


Con el burro medio renco
y la albarda hecha un pingajo,
hizo presencia en el tajo
seguido de aquel mostrenco.
Que un día, no hace mucho,
le puso un tiesto de afrecho
y quedó tan satisfecho
que fue su sombra aquel chucho.

!Vaya perro Manolillo¡
!vas a dejar sin conejos
los Vardios y er Jimenillo¡

¿Sólo beberás cardito,
porque con este regalgo
de carne estarás ahíto?

Dejaros ya de jarana
y doblá la rabaílla,
que'sto en vez de una cuadrilla
parece que es Cantarrana.
No le deis más malos tragos,
dejad en paz ar muchacho
y desyerbar con er zacho
cerrajas y jaramagos,
y no le deis tanto ar pico,
que sólo tenéis salero
pa gastaros er dinero
en la tasca de Perico.

Así que ajuí pa'lante,
que'sto para el meyodía
tié que'stá ya agonizante.


C. Abril C.


De Terrones pardos


(c)copyright



NOTA DEL AUTOR.- Obra escrita en el peculiar habla (Bajo extremeño) que tienen los habitantes de una amplia zona del sur de la provincia de Badajoz y norte de las de Córdoba, Huelva y Sevilla, en plena Sierra Morena occidental y sus estribaciones.

lunes, 6 de abril de 2015

LA INNOMBRABLE

Soneto


Apenas sé tu nombre, porque es raro
que lo nombre siquiera en pensamiento,
son tan pocas las veces que lo intento
que al hacerlo me parece un descaro.

No creas que por ello soy avaro
y que ando acumulando fingimiento,
soy libre y soberano como el viento
y jamás el trayecto lo enmascaro.

Has de saber bien, porque es manifiesto
que esta tarea no es una cualquiera,
que cualquiera no siempre está dispuesto

a que un día, llegue esa vez primera
en la que tengamos que echar el resto
y declamar tu nombre dondequiera.


C. Abril C.


De, Inquietud permanente


(c)copyright


lunes, 30 de marzo de 2015

CUANDO DORMÍA

Cuartetas


Anoche cuando dormía
soñé con un mirlo blanco
que de una rama pendía
mirándose en el barranco.

Y a las aguas preguntaba
el porqué de su blancura,
y el regato no le daba
respuesta alguna a su albura.

Anoche cuando dormía
soñé con un negro lirio,
que en una senda sufría
los desdenes del martirio.

Y a todo el que recorría
aquel camino florido,
con fineza le advertía
de las cosas sin sentido.

Anoche cuando soñaba
me despertó aquél sollozo,
y era el mirlo que lloraba
dentro de su calabozo.

Para una vez que me duermo
que es la primera, lo admito,
el tiesto se torna yermo
y el lirio acaba marchito.


C. Abril C.


De, Briznas de mi esencia


(c)copyright


sábado, 28 de marzo de 2015

RIVAL

Soleariya*


Cuanto padecía,
cuando cada noche por la senda vieja
él se trasponía.

Y entre ceja y ceja,
llevaba a la que con ella competía
por ser su pareja.


C. Abril C.


De, Luna rota


(c)copyright



*Variante de la soleá, puede presentar el primer verso y el tercero de seis sílabas en rima consonante y el segundo de entre diez y doce sílabas. Modalidad esta, inventada por Manuel Machado y que forma parte de muchas letras de los cantes jondos (flamenco)

miércoles, 25 de marzo de 2015

RECHAZO

Decilira*


No es al dolor potente
a lo que más tememos de la herida,
ella acaba zurcida
más o menos decente.
Nuestro temor es, que sea la mente
la que sufra un profundo navajazo,
y se consuma el plazo
de nuestra subsistencia
sin que podamos tratar la demencia
que nos causó el rechazo.


C. Abril C.


De, Luna rota


(c)copyright


*Estrofa de diez versos; los cinco primeros tienen la estructura métrica de la lira (en heptasílabos y endecasílabos); los cinco siguientes tienen esa estructura métrica pero en imagen especular de los cinco primeros (7–11–7–7–11–11–7–7–11–7).

–La rima sigue el esquema de la espinela (a B b a A C c d D c)

miércoles, 18 de marzo de 2015

VERDADERA

Septilla Spenseriana*


Era una rosa de hilo
que en una blusa fingía,
y que su dueña lucía
con vanagloria y estilo.
Hasta que llegó aquel día
fragante de primavera,
que descubrió a la rosa verdadera.


C. Abril C.


De, Zurrapas


(c)copyright





*Estrofa trísona que se desarrolla en seis versos octosílabos a los que sigue un endecasílabo. Su fórmula rítmica es : a b b a b c C 

martes, 10 de marzo de 2015

NOCTURNO

Cuartetas abrileñas*


Bajo la luna,
al resguardo del viento,
una mujer acuna
su desaliento.

Piensa en los besos
que nunca le obsequiaron,
aquéllos labios gruesos
que la nombraron.

Y cuando asoma 
el sol por la frontera,
el sueño se desploma
y queda huera.


C. Abril C.


De, Luna rota


(c)cpyright



* Estrofa de cuatro versos de arte menor que riman en consonante según el esquema (5a 7b 7a 5b)

martes, 3 de marzo de 2015

LA MATANZA

Octosílabos a voleo


!Niño, llama a los vecinos
que nos echen una mano
pa sujetá a este cochino¡

!Esos gañotes Modesta¡
que ya está aquí mazantine
con tó los trastos a cuesta,
saca tamién l'aguardiente
a vé si entramo en caló
que nos tiritan los dientes.

!Cucha chacho, fíjate tu¡
catorce arroba m'apuesto,
su madre no lo tragaba
y er zagá lo alimentaba
dándole leche en un tiesto.
Y sa'ngordao con ná;
con las sobras, porquerías,
con diez bellotas perdías
y dos sacos de cebá.

!Niña, echa a la candela,
dos o tres leños de encina
que jace un frío que pela¡

Y trae pa'ca el lebrillo
qu'esto ya'stá comenzando,
los pujío qu'está dando
se'scuchan en er toleillo.
Y dale como ar gazpacho,
que sino se jarán grumo
qu'es lo menos oportuno
pa'ce la morcilla macho.

!Niño, ves al corralón,
y des'ata un jaz de escoba
pa pegarle un chamuscón¡

Duardo enga esos raspaores
que ya güele a chamusquina,
ya mesmo está en la cocina
con Modesta y con Dolores,
qu'estan con la barba tiesa
esperando que tu empieces
a echarle tó los despieces
pa repartirlo en la artesa.

Tráete un plato Sagrario,
que hay que cortá cuatro cacho
pa que los lleve er muchacho
a en casa er veterinario,
y acerca el cachumbo la sa
qu'aste trozo lo'juntao
con dos ajos machacao,
porque no voy a esperá
a que venga el resurtao.

!Vé con tu madre chiquillo,
que va'í a la lavá las tripas
a la fuente del membrillo¡

Pa'r coló de la chacina,
saca un poquino de ná
y la probamo de sá
en la sarten chiquinina.
Dale con arte y salero,
qu'esto ya mesmito está
recorgando en los maero.

La morcilla, pa fiambrera,
er chorizo, p'ar doblao,
y er tocino entreverao
que llegue a la sementera.
Pa Pascua, er sarchichón,
pa la siega, las do papá,
los do lomos pa Navidá
y pa Reliquia er jamón.


C. Abril C.


De la trilogía, De pura cepa.


(c)copyright



NOTA DEL AUTOR.- Obra escrita en el peculiar habla (bajo extremeño) que tiene los habitantes de una amplia zona del sur de la provincia de Badajoz y norte de las de Córdoba, Huelva y Sevilla, en plena Sierra Morena occidental y sus estribaciones.